viernes, 8 de mayo de 2015

Escucha mi historia IV

El frío es una excusa para abrazarte más...
- Efecto pasillo.

  Y dime tú como callo este sentimiento, cuéntame que puedo hacer para no oírlo. Sé sincero y enséñame a perdonar, que no te dé miedo a fallar. Déjame adentrarme en ti, para no salir... Aquí fuera ya no hace demasiado frío, pero sigo necesitando esos brazos en los que arroparme.
  Recuérdame con palabras bonitas que puedo contar contigo, y que cuando el tiempo me ahogue tú estarás ahí para manejar las manecillas del reloj a mi antojo. Haz que me pierda entre tus suaves caricias. Quédate a mi lado, y no te marches jamás...


6 comentarios:

  1. Hay sentimientos que piden que se griten.

    ResponderEliminar
  2. Woow pense que esta seccion no se haría más! Me ha gustado la frase base que escogiste para desarrollar los relatos :D

    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  3. Hay abrazados que son el único salvavidas que necesitamos.

    ResponderEliminar
  4. Ya tenía abandonado mi blog!
    Pronto escribiré esta entrada!
    Un besazo <3

    ResponderEliminar
  5. Ojalá vuelvas a escribir.. por aquí se te extraña.

    ResponderEliminar
  6. ¡Por favor!, no calles..., cae.

    El burlador de Las Cocuizas.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar y leer mis entradas. Os agradezco que invirtáis vuestro tiempo en pasar por mi blog; siempre que pueda os devolveré la visita.